Veganismo: más allá de la salud

Un vegano es un vegetariano puro o estricto, que no come nada que provenga de los animales, incluidos los huevos o la leche. Las motivaciones para ser vegetariano pueden ser variadas, pero las principales razones suelen estar relacionadas con el respeto a los animales.

Dentro de esta tendencia, que además persigue velar por los derechos de los animales, los impulsores de la Sociedad Vegana consideraban que no había que alimentarse de ningún tipo de producto proveniente de los animales, como los productos lácteos.

Actualmente, existen varias tendencias dentro del veganismo como, por ejemplo, la que se limita solo a la alimentación (veganismo dietético), o la que amplia horizontes llegando hasta el veganismo ético, que promueve no llevar prendas hechas con tejidos de origen animal o acudir a espectáculos con animales. Estas ideas conectan con los principios de la ecología.

Independientemente de esto, hay detractores del veganismo, que afirman que es una dieta incompleta con falta de nutrientes. Alimentarse básicamente de frutas y verdura, ¿es bueno o perjudicial para la salud? Según la Asociación Americana de Dietética, las dietas veganas, si están bien planteadas, no reportan riesgos e incluso ayudan a evitar enfermedades como el cáncer.

Se debe llevar un buen control de los alimentos que se ingieren, que aporten todas las sustancias que nuestro organismo necesite. Para empezar a hacer una de estas dietas, lo más recomendable es acudir a un nutricionista para que, al dejar la carne, te recomiende qué alimentos sustitutorios debes comer, que tengan proteínas como el seitán o la quinoa. También debes comer frutos secos, legumbres o cereales que aportan aminoácidos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *